Patio Interior/Miguel A.Cáliz/Manuel Mateo

Lunes 18 de enero de 2010
por  antoniocaba
popularidad : 22%  Visitas  439

Autor Paisaje Sonoro: MANUEL MATEO.


Ficha Técnica: Sonidos procedentes de un atasco en el barrio del Realejo el 6 de Abril de 2009. Los sonidos de los vencejos y palomas se grabaron el amanecer del día 7 del mismo mes en Plaza Nueva. El sonido del metrónomo procede del Banco de Sonidos e Imágenes del Instituto Superior de Formación y Recursos en Red para el Profesorado del Ministerio de Educación, Política Social y Deporte.



Autor Texto: MIGUEL A.CÁLIZ


Título: Victoria y Elisa.


Miguel A. Cáliz nació en Granada. Ha impartido talleres sobre relato, como el del Centro Cultural Universitario Casa de Porras, o los organizados por la editorial Cuadernos del Vigía, y es asimismo colaborador de la Cadena Ser en Granada. Fue premiado con diversos galardones como el Certamen de relatos del Periódico Ideal de Granada, o el Premio Internacional de relatos para la Paz. Ha publicado el libro de relatos “Inventario”, y ha sido incluido en diversas antologías de cuentistas, tales como Mucho Cuento (Edic. Dauro) o Ficción Sur (Edic. Traspiés). Es el director de las colecciones de relato y de narrativa de Ediciones Traspiés. Coordina la revista SPJismos.com, dedicada a los géneros breves y mantiene el blog domuscaliz.blogspot.com.


VICTORIA Y ELISA

- “Llegas tarde. Pero, ¿cuándo no?”


-“Hola Viki ¡Ni por casa he pasado! Vengo directamente del aeropuerto, pero no quería...¿Qué es eso tan importante?”


- “Primero un beso.”


- “Últimamente...”


-“A saber dónde habrás estado.”


-“Esto de los viajes.”


-“Bien que te gusta.”


-“Buenos días ¿Qué desean tomar?”


-“Café con leche”


-“Un vermuth. Ah, y un vaso de agua ¿Tú eres nuevo aquí?”


- “Eh, sí.”


-”Está bien que se renueve el personal de cuando en cuando. Sobre todo con chicos tan guapos.”


-“Eh, gracias. Ahora traigo…”


-“¡Vaya, estás lanzada!”


-” Vida nueva”


- “Me quieres explicar de una vez qué te pasa. ¿Has tomado drogas o algo?”


-“Será mejor que comience por el principio. Las cosas con Ramón no van bien. Alguna vez hemos hablado de que ya no es lo mismo...”


- “Viki, nada es lo mismo para nadie, pero no por eso...”


-“Espera, Ely, espera. No es sólo que las cosas hayan cambiado, el cansancio, las discusiones y todo eso. Hasta ahí controlo: ninguna relación es perfecta.”


-“Lo hemos hablado otras veces: hay que mantener viva la relación mientras sea posible porque al fin y a la larga si las cosas van, van. Y si no se joderán irremediablemente.”


-“Perdón, ¿el café era..?”


-“Sí…, para mí el café. Me caigo de sueño.”


- “Gracias, primor.”


-” De nada.”


-” ¿Cuánto tiempo llevas aquí?”


- “Eh, dos semanas.”


-” El jueves pasado estuve y no te vi.”


-”Sólo hago turnos de mañana.”


-”Ah, ¿estudias?”


- “Derecho.”


- “Eso está bien. Abogado. ¿Penal, o civil?”


- “Eh, me gusta más el Internacional.”


- “Ah, que interesante.”


-“Sí no desean nada más”


-“El vaso de agua, guapo.”


-“Perdón, se lo traigo ahora.”


-“Ay, esas cabezas…”


-“Vicki: No te distraigas.”


-“Si es que está como un tren.”


-“Un poco joven para ti, no crees.”


- “No. Bueno, a lo que íbamos: sé muy bien cuando algo va. Se nota. Y lo nuestro no va. Ni por parte de Ramón ni por mi parte.”


-“¿Estás segura…?”


-“Sí, Ely, sí. Además, que no es una tragedia.”


-“No, no lo es”


-“Tú misma pasaste por eso. Y mírate.”


-“Sí, pero ¿por qué ahora? Quiero decir…”


-“Porque hay otra.”


- “¿Estás...?”


- “Estoy.”


- “¿Hace mucho?”


- “Un par de meses.”


- “Mira Viky, creo que antes de tomar una decisión, en fin, que no deberías precipitarte. Puede que todo…”


-”Se ve con OTRA. No es ninguna equivocación. Alguien próximo, porque él no suele salir. ”


- “¿Una cliente…?”


-“No. Más próximo aún”


-“¿Del estudio…?”


-“En realidad, qué más da quién sea. Lo que realmente me jode es que lo ha dejado tan claro, que debe pensar que soy idiota...”


-“Si, lo peor es la falta de respeto.”


-“Va acumulando mentira tras mentira, y cuando no puede seguir cambia de tono y se convierte en víctima: que si me creo que va al trabajo a divertirse, que si él tiene cosas más importantes que hacer que preocuparse de tonterías.”


- “Si, son gilipollas.”


-“Tranquila: está asumido. De hecho llevo algún tiempo pensando. Las últimas tres semanas no han sido fáciles, pero al final me he dado cuenta de que haga lo que haga y tome la decisión que tome, NO merece la pena sufrir.”


- “Claro que no.”


-“Me pregunto, ¿qué es lo que le ha llevado a eso? Estará aburrido de mí, eso seguro, porque yo lo estoy de él. O tal vez se le puso tan a tiro que no pudo resistirse.”


-“Bueno, eso no debe preocuparte. Lo que tienes que hacer es organizarte un poco. ¿Vas a hablar con él?”


-“Ni lo sueñes. Lo negaría todo. Se hincharía como un pavo sólo de pensar que estoy celosa. No me pienso rebajar. Es un fatuo, ya lo sabes.”


-“Vaya si lo sé. Quiero decir que me lo has dicho en más de una ocasión.”


-“¿Recuerdas cuando le conocí? Me estuvo buscando piso hasta que encontró el ideal para mí: una mujer como yo merecía una vivienda ideal. Y aquel teatro de encontrarse conmigo en la fiesta de Sandra. Le ayudaste tú.”


-“Me llamó con una excusa, me preguntó por unas medidas de seguridad para una obra, y patatín patatán.”


- “Zorro.”


-“Bueno, no sé cómo me lió que terminé invitándole a la fiesta de una amiga.”


-“Sabe manejar a la gente. Y tú y él siempre os habéis llevado muy bien.”


-“Sí, pero luego se pasó toda la noche charlando contigo.”


- “Tanto como toda la noche.”


-“Toda la noche. Os salisteis al jardín y tuvimos que llamaros para la tarta.”


-“Que bien te acuerdas.”


- “Bueno...”


- “¿Y tú viaje?”


-“Eh, bien, bien. Ya sabes, estas presentaciones, discursos aburridos y comidas a ver quien cuenta el chiste más viejo.”


-“Ya. Pero las presentaciones solían ser en verano.”


- “Este año se han adelantado.”


-“Ví a tu jefe ayer, y me extrañó de que él no fuese.”


- “Eh, no podía. Uno de sus hijos creo...”


-“¿Con tan poca ropa has estado en Londres?”


-“He dejado la maleta. En el portal de casa. Ya la subiré luego.”


-“Claro, primero son las amigas. Por cierto, ¿no me has dicho antes que venías directamente del aeropuerto?”


- “¡Victoria, por favor!”


- “Eso mismo fue lo que pensé yo: Ely, por favor.”


-“Vicki, yo...”


- “Invítame al vermuth. Creo que me debes algo.”


-“Victoria, escúchame.”


-“No, Ely, ahora que te escuche él.”


-“Vicky”


-“Adios, Ely. Yo no creo que merezca la pena. Pero espero que te aproveche”


-“Vicki, espera…”


-“El vaso se agua. Pero, su amiga se ha ido.”


-“Sí hijo, se ha ido.”


-“¿Volverá?”


-“¿Quién sabe? Anda, dame, que traigo una sed.”







Comentar el Artículo





Estadísticas

Última actualización

Martes 26 de diciembre de 2017

Publicación

205 Artículos

Visitas

15 hoy
49 ayer
509282 desde el principio